Se establece que los coeficientes diferenciales que podrán resultar de aplicación en el Régimen de recaudación sobre importes acreditados en cuentas bancarias para contribuyentes que no acreditan inscripción en ingresos brutos, que no cumplan con presentaciones de declaración jurada o tengan inconsistencias.